martes, 14 de junio de 2016

LO QUE PIENSO DEL CONSUMISMO UN MAL QUE NOS DISTRAE DE LA REALIDAD QUE NO ENVUELVE

Bueno, antes de que se pueda leer esto se debe saber que esto es una reseña inspirada por el documento "¡indignaos!" de Stèphane Hessel y la hice para mi clase de constitución política, y aunque trabaje buen tiempo en ella se que esta propensa a mejorar....

Por cierto, si les aparece una parte del texto en blanco seleccionarlo para leer.

Para tocar el tema del consumismo, primero deseo que se entienda qué es este fenómeno o filosofía de vida, o como le deseen llamar, al menos de una manera superficial para empezar. Presentare dos definiciones, la de la RAE y mi propia definición.
Consumismo, definición de la RAE:
Tendencia inmoderada a adquirir, gastar o consumir bienes, no siempre necesarios.
Consumismo, mi definición:
Corriente de pensamiento, en la cual el ser humano cree que adquiriendo bienes materiales se acerca a la felicidad, dejando de lado el hecho de si son necesarios o no.
Continuando, se puede notar que mi definición es algo más larga, y subjetiva que la definición de la RAE, pero también pienso que es tan cierta como esta. A lo que quiero apuntar es, que si nuestra vida se basa en el consumismo, dejamos de lado otros aspectos de nuestro ser. Dejamos de lado nuestra conciencia, porque aceptamos un estilo de vida de consumo, que nos dice que comprar y cuando comprarlo, y que, además, nos ofrece un pobre porque, un infame “esto es lo último y debes tenerlo”. Y no nos paramos a pensar, en que cuando compramos, no compramos con dinero, no, compramos con el tiempo de nuestra vida y el esfuerzo que nos tomó conseguir ese dinero; tiempo que no volverá, tiempo que dejamos de disfrutar con nuestros seres queridos, tiempo que no usamos para disfrutar de lo que ya tenemos, y mucho menos, nos quedara tiempo para enterarnos de lo que pasa en el mundo. ¿De qué podrías enterarte si tienes 2 trabajos, y 5 deudas por pagar? Con que tiempo, si apenas le queda tiempo para dormir después de trabajar 16 horas al día, y esto es para las personas que no tienen un tercer empleo de medio  tiempo; y que claramente toman su día de descanso para pasar tiempo con su familia o simplemente para ocio, esto en los mejores casos.
A donde quiero llegar es, que nuestro tiempo es muy valioso, y si lo desperdiciamos trabajando para tener cosas que no necesitamos, dejamos de lado los problemas que golpean el mundo en el que vivimos, por ejemplo, sabía usted que en la actualidad son aproximadamente 22 los países que están en guerra, mientras que el número de niños-soldado que participa en ellas ronda los 300.000, según Unicef. Pues no se va a enterar de esto en ninguno de los  21´538.000 empleos que por ejemplo tiene Colombia actualmente, según urna de cristal, pues a ninguna empresa le interesa que usted este enterado de esto, con esto no quiero decir que estén en contra de que se informe, pero tampoco el que sepamos de las problemática del mundo hace parte de su política laboral.
Pero, toda esta desinformación no siempre es por elección propia del sujeto, porque si nos ponemos a pensar, en cuantas personas conocen más la canción de un comercial de Coca-Cola o una canción pop antes que cualquier estrofa del himno de Colombia nos podremos dar cuenta que en realidad es un problema cultural, porque hay más comérciales y programas de entretenimiento que noticias, y de las cuales se toma buena parte para dar tiempo a noticias mediáticas y farándula, lo que quiere decir que aunque queramos, si deseamos enterarnos de lo que sucede en el mundo, tendremos que distanciarnos de lo que nos ofrece la sociedad por defecto y buscar más allá.

El consumismo es un problema que acoge al mundo, por eso creo que ya es tiempo de pensar, en si estamos trabajando para comprar lo que en realidad necesitamos o para comprar lo que nos hacen creer que necesitamos, y en si estamos prestando atención a asuntos que en realidad merecen la pena, en asuntos que dejaran huella en nuestro mañana, y en si esta huella será algo en verdad positivo para nosotros y nuestra descendencia, y no solo una pila de basura inservible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario